2019, el año del cinismo y de la duda financiera global